Una de las reglas básicas de Gran Hermano es que los participantes permanezcan aislados en la casa, pase lo que pase. Sin embargo, este año, la producción del reality hizo algunos cambios para darle dinamismo a la competencia.
La sexta participante eliminada aseguró que el amorío con el cordobés le jugó en contra luego de analizar su paso por el reality del momento.
Luego de su participación el del debut de la nueva temporada de Gran Hermano, en la que junto a Roberto Funes Ugarte recibió a cada uno de los participantes que ingresaron a la casa, Wanda Nara volvería al programa de una manera inesperada. 
Luego de la eliminación de Lucila ‘La Tora’ Villar, el público decidió entre los nuevos cuatro nominados de la semana quien sería el próximo en cruzar la puerta de la mansión.
Luego de ganar la prueba del líder de la semana, el participante utilizó su beneficio de lider con uno de sus compañeros, dejando la placa definitiva de quienes podrían irse el próximo domingo.
Por primera vez sin Alfa en ella, la placa de nominaciones del reality mas comentado de Argentina ya tiene a sus integrantes y uno de ellos podría ser salvado por Thiago este jueves.
Luego de ser la quinta eliminada de la casa más famosa del momento, Lucila Villar proyecta una revancha y culpa a su personalidad chocante de conseguir los votos negativos.
La mansión quedó con solo 13 participantes en carrera que intentan superar el ambiente tenso que dejó la nueva eliminación y seguir luchando para llegar a la final.
El conductor del reality de Telefe habló con LAM y explicó cómo reacciona frente a los comentarios negativos que escucha sobre su programa.
Los participantes de Gran Hermano no quieren perderse el Mundial de Qatar 2022, y aunque al principio parecía que el aislamiento que requiere el reality no iba a posibilitar que vieran a la Selección argentina, la producción cambió de reglas para que los partidos se conviertan en un nuevo incentivo para la prueba semanal.